Redes Sociales

siguenos en facebook siguenos en Twitter sígueme en Blogger Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest Canal de youtube

DERROCANDO EL USURPADOR SISTEMA DEL PASTOR PRINCIPAL

DERROCANDO LA ESTRUCTURA RELIGIOSA DEL PASTOR PRINCIPAL




Esta meditación es producto de un diálogo con un cristiano quien me informó que algunas congregaciones de Centroamérica ya no están usando el modelo de congregación como el que tienen la mayoría de las religiones, es decir congregaciones que no usan “el sistema del pastor principal”.
Porque es necesario me dijo, que para producir cambios en las congregaciones y sobre todo para volver al modelo bíblico de congregación se debe primeramente derrocar el usurpador sistema de un líder congregacional, derrocar ese falso modelo de congregación de tener o constituir un pastor principal, porque tal modelo no es bíblico.
Hallé eco en sus palabras y me propuse transmitir esto también a ustedes demostrando que el sistema de un pastor principal es aborrecido por Dios.

Apocalipsis 2
6 Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco

En otras oportunidades, ya habíamos hablado respecto del modelo equivocado de congregación que hoy tienen la mayoría de las denominaciones evangélicas. Modelo que hemos comparado con una pecera, porque las congregaciones de estos tiempos son como peceras, un ambiente simulado con la que engañan a los pececitos.
Por esta razón hemos trabajado para volvernos al modelo bíblico de la Iglesia en casas, porque así nacieron las primeras Iglesias, en casas, y sabemos que es muy probable que la Iglesia termine en casas.

Consideré importante transmitir esto a las congregaciones de este país como también a todos los que nos escuchan en diversas partes del mundo, para que también se lleve a cabo estos cambios necesarios.

Todo comenzó con la siguiente pregunta ¿En qué parte de las Escrituras dice que las congregaciones deben tener un pastor principal?
Sorprendentemente la repuesta es “en ninguna parte”, y no solo eso, sino que también es interesante destacar que la palabra pastor como servicio o ministerio dentro de la congregación aparece solo una vez y en plural, así que hay mucho que considerar al respecto.

Lamentablemente la mayoría de las congregaciones de hoy, son instituciones humanas organizadas basadas según el modelo del "pastor principal".
El sistema del pastor principal consiste en poner como líder y dirigente de una congregación a un solo hombre vinculado a una organización religiosa (empresa), ha esto se le llama cobertura. Por eso muchos congregantes dominados y sometidos por la religión nos suelen preguntar, “¿quién es su pastor?, ¿qué cobertura tienen?” y si respondemos “mi Pastor es el Señor Jesús y la cobertura es la del Espíritu Santo”, ellos dicen “entonces eres un sectario”.

Otro detalle importante al que yo considero como el punto frágil del sistema, es que el “pastor principal” vive de ingresos económico que debe obtener de los congregantes y por esta razón imponen injustificadamente a la Iglesia del Nuevo Testamento o Nuevo Pacto el sistema del Antiguo Pacto o Antiguo Testamento que fue dado a los judíos de cobrar impuestos, diezmos, colaboración a la que llaman ofrendas, primicias, gastos edilicios, etc.
Obviamente en las Escrituras, jamás se habla de esto para la Iglesia, en las Escrituras no se habla de liderazgo, sino de servicio, la palabra líder no está en las biblias mucho menos en el NT, tampoco en las Escrituras se habla de cobertura o de institución religiosa, todo eso proviene del maligno, cuyo único objetivo es dominar a las masas, el maligno solo quiere dominar al cristianismo.

Asi que para regular y controlar a la masa congregacional y a los “líderes”, cada pastor principal que se impone en las congregaciones tiene que tener grados institucionales de conocimientos, por esta razón se formularon los institutos religiosos, seminarios, universidades, para que los líderes a dominar la congregación reciban adiestramiento y formación de control y manipulación en escuelas y universidades religiosas.   

El sistema del pastor principal es considerado hoy en día el mayor de los ministerios, al punto tal que toda la congregación admira y honra a tales hombres, muchas veces escuchamos que dicen de los pastores “el hombre de Dios”, “el siervo de Dios”, “el pastor de Dios”.

Hoy en día podemos ver que tal modelo es muy falente y frágil, porque en muchas congregaciones el pastor principal es solo un títere de un sistema religioso institucional o un títere de los congregantes que más ofrendan, en muchos casos hemos visto como las ovejas controlan al pastor.
Hoy en día hay muchas congregaciones en el que las “ovejas” dominan y le dicen al pastor, “hoy vamos a bailar, a disfrazarnos, a brindar un show” y si el pastor se opone, las ovejas se van, los pastores se quedan sin ofrendas y sin diezmos, por lo cual el pastor se ve forzado a hacer lo que las “ovejas” quieren y así están las cosas.

Mucho del pésimo comportamiento que tienen las congregaciones con sus shows de música, danzas, disfraces, coreografía nacieron por influencias humanas de personas que convirtieron a la congregación en un club social de fines de semana a la que se asiste para entretenerse o ver un espectáculo; Las mujeres tienen mucho que ver con este pésimo y pecaminoso comportamiento. Hasta el tiempo de predicación cada vez es más corto y ya no son bíblicos los mensajes sino sicológicos puesto que apelan a la autoestima y al bienestar carnal del hombre.

Posiblemente al hablar de estos muchos ministros dirán, “no puedes poner a todos en una misma bolsa”, y es cierto, reconozco que algunos que usan este modelo en cierta forma sirven bien a la congregación y considero que tomar ese tipo de oficio es muy estresante y desgastador y puede verse en encuestas realizadas a pastores. Pero no estoy hablando de los pastores, sino del sistema, del modelo, porque lo que está equivocado es el sistema, no el servicio, por lo que nuestra intención es reubicar el oficio y la funcionalidad del mismo, corrigiendo lo deficiente, como le dijo Pablo a Tito.

Tito 1
5Por esta causa te dejé en Creta, para que corrigieses lo deficiente, y establecieses ancianos en cada ciudad, así como yo te mandé;

Se trata entonces de corregir lo deficiente y lo deficiente es el “sistema del pastor principal” y lo correcto es establecer un sistema presbiterial, es decir un sistema de ancianos, obviamente no un sistema jerárquico sino funcional, que haga funcionar a la Iglesia según el modelo bíblico.

Lo que hay que entender con esto, es que está mal que un hombre domine la congregación, como también está mal que la congregación quiera autodirigirse.

Hechos 14
23Y constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído.

Efesios 4
11Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, 12a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, 13hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, 16de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.

En cada Iglesia debe establecerse un grupo de ancianos, un sistema presbiterial, un equipo de trabajo de personas capacitadas y con experiencia en el campo de la consejería Espiritual, para que con esa funcionalidad puedan ayudar a mejorar la santificación de la congregación. Los ancianos están para ayudar, visitar, supervisar, enseñar, aconsejar a las personas, en definitiva están para que los congregantes corrijan sus vidas, el objetivo es apartarlos del pecado.
Todo ministerio debe tener como objetivo la edificación Espiritual de cada congregante, debe hacer que el cristiano crezca edificado en el amor de Dios, hacer que cada cristiano llegue al conocimiento pleno para que no caiga en manos perversas o en doctrinas destructoras como la de tener un pastor principal.
Una Iglesia genuina es aquella en la que opera un grupo de ancianos según los requisitos bíblicos para el buen funcionamiento del Cuerpo de Cristo.

Tito 1
6el que fuere irreprensible, marido de una sola mujer, y tenga hijos creyentes que no estén acusados de disolución ni de rebeldía. 7Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, 8sino hospedador, amante de lo bueno, sobrio, justo, santo, dueño de sí mismo, 9retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen.

Este mensaje tiene la finalidad de examinar los hechos, mirar lo que estamos haciendo como congregación y verificarlo con lo que la Biblia dice realmente.
En el libro de Hechos, en la que se relata la historia de los primeros 30 años de la Iglesia primitiva, la palabra "pastor" no se menciona ni una sola vez; Esto es realmente sorprendente, si consideramos la frecuencia con la que usamos la palabra pastor hoy. Como ya hemos mencionado, en todo el Nuevo Testamento la palabra pastor se usa muy pocas veces referido "oficio" como ministerio en la congregación. Y en Ef 4:11 se encuentra cerca del final de una lista de diferentes ministerios en la iglesia.

Entonces en cada ciudad en la que se establecía una Iglesia se establecía un sistema de ancianos, al que se les llamaba ancianos u obispos, cuya función era vigilar o supervisar y esto es muy diferente del formato del "único pastor" que suele verse hoy.

¿Entonces cómo llegaron los pastores a controlar y manejar toda la congregación? ¿Y qué efecto tiene esto sobre la iglesia?

Al estudiar la historia de las religiones verificamos que el modelo de congregación que hoy tiene la mayoría de las religiones proviene de la religión católica. La religión católica nació entre los años 320 y 560 dC. Fue Constantino quien dio lugar, asesorado por terceros, la idea de formar una estructura clerical que divida a la Iglesia entre un dirigente y los sometidos, y ese es el sistema que está vigente hasta la fecha. Con el tiempo la usurpadora religión católica perfeccionó este maligno sistema y tomó el control total de todos los reinos imponiéndose sobre los pueblos y haciendo que estos le paguen tributos por un rito religioso que no es bíblico.
Durante casi 1.700 años la religión católica se ha dedicado a construir grandes e imponentes edificios con el dinero y mano de obra de los pobres, también contribuyó a las guerras contra los reinos que no querían ser católico.
Fue la religión católica la que estableció el oficio ritual o culto para el día domingo, fue la religión católica la que impuso los impuestos y las ofrendas para el enriquecimiento del poder religioso.

Luego, durante el periodo de la protesta, o de la reforma protestante del siglo XIV al XVI, la nueva religión protestante siguió el mismo modelo católico, quitó los curas, puso pastores, el resto siguió igual, lo único que hizo fue quitar las imágenes de yeso y permitió una participación circunstancial a ciertos congregantes y el resto ya lo conocemos, el ritual se convirtió en diversión y el culto en un espectáculo.

En conclusión, en la mayoría de los casos, lo que vemos hoy es la continuación del sistema de "clérigos y laicos" propuesto por la religión católica, (clérigo hace referencia a líderes y laicos a los sometidos).  
Actualmente los cristianos ya tienen este modelo preconcebido, y no toman en cuenta (por no leer las Escrituras) que cada cristiano es un ministro que debe cumplir una función en la congregación, todos deben crecer para ser de utilidad, somos como los miembros en un cuerpo, y como verán cada miembro cumple una función.

1 Pedro 2
9Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;

Colosenses 2
19y no asiéndose de la Cabeza, en virtud de quien todo el cuerpo, nutriéndose y uniéndose por las coyunturas y ligamentos, crece con el crecimiento que da Dios.

Es lamentable ver a una Iglesia dominada por hombres, es lamentable que exista esa división de clases “el que ministra” y “los asistentes” (clérigo, laicos). Esto es algo que Dios aborrece en extremo. El Señor Jesús no soporta que la Iglesia de Él se divida en “clases” porque esa es la doctrina de los nicolaitas (Ap 2). Una y otra vez se le ha dicho a los que ministran que no se enseñoreen de la Iglesia sino que sirvan a ella.

1 Pedro 5
1Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada: 2Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; 3no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.

¿Cuales son las consecuencias de tener el sistema del pastor principal?

Aquí exponemos de manera específica como el modelo del "pastor único" daña a la congregación:

- Idolatría: Porque al poner a un hombre sobre un pedestal o por encima de los demás, esto generará una veneración totalmente fuera de lugar, al punto tal de que parece que todo ronda alrededor de él.
- Sometimiento Intelectual: Porque al cederle el control a un hombre, muchos consideran que lo que dice ese hombre es ley, y que tal persona es un mediador entre Dios y los hombres.

- Soberbia, altivez, orgullo: La posición en la cual se coloca al “líder” es terriblemente peligrosa para la congregación y para el líder mismo. Es muy difícil NO desarrollar la soberbia, la altivez o el orgullo, cuando uno es tratado como el principal. Y Dios aborrece al soberbio y al altivo (Pr 16:5)

- Control, manipulación, abuso: La concentración de un poder en una persona hace que esta se exceda en sus contrataciones y se corrompa y lleve a toda la congregación a cometer pecados horrendos. En muchas congregaciones los cristianos se divorcian y se casan con otros cristianos previa autorización del pastor que posiblemente haga lo mismo, las jóvenes y adolescentes cristianas quedan embarazadas sin casarse, algunas del mismo pastor que lidera la congregación.
Muchos ministros aprenden que el poder corrompe, que la lisonja sirve para extraer dinero del congregante, que la diversión atrae más gente que ofrenda.
Muchas congregaciones se basan en tener un motivador social, de hacer negocios con los congregantes, la mayoría de los líderes usan técnicas de control para someter a las masas.

- Cobertura y sumisión: Los líderes desarrollan la enseñanza de "cobertura" y "sumisión" para obtener una apariencia de legitimidad a la opresión con que se trata a los congregantes. A todos se les dice que se "sometan al pastor" y que no cuestionen nada.

Algunas congregaciones suelen tener un subdirectorio con el que intentan regular o despedir al pastor, pero esto lo único que logra es que el pastor despedido se lleve una parte de la congregación para seguir haciendo de las suyas.

Y si no paramos esto, lo único que veremos es como este sistema de único pastor perpetúe en el tiempo.

El Señor Jesús ya dio un corte final a la actitud religiosa demostrando su hipocresía y dio indicación de cómo debe ser un ministro en su función de servicio.

Mateo 23
4Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas. 5Antes, hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Pues ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos; 6y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas, 7y las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí. 8Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos. 9Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos. 10Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo. 11El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo. 12Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.

El Señor Jesús jamás tuvo entre sus filas a hombres religiosos; Además es importante destacar que los apóstoles no eran "profesionales" entrenados. Solo Pablo fue fariseo y dio por basura serlo, y el resto de los discípulos no salieron de ninguna escuela religiosa de la época (ni fariseos, ni saduceos).
La mayoría de los primeros ministros fueron hombres sencillos, del vulgo, pescadores, alfareros, pastores de ovejas, cobradores de impuestos, etc.

Y es claro que los pastores nunca estuvieron a cargo de la iglesia. y los que ministraban nunca "se enseñorearon" de los congregantes.

¿Volveremos algún día al modelo bíblico de Iglesia?
Hay muchas congregaciones independientes que trabajan con el modelo bíblico de Iglesia en casas, algunas congregaciones también están restableciendo el formato bíblico en cuanto a orden y funcionalidad de Iglesia.
Todavía resta mucho por hacer pero para los que están escuchando este mensaje deben saber que el Señor Jesús viene pronto, y viene por una Iglesia en la que Él es la Cabeza.

Dado el estado deplorable de las religiones y su decadencia, en estas últimas décadas ha aumentado la deserción de congregantes debido a que han sido defraudados y estafados por los líderes religiosos.
Las religiones ya no pueden sostener esa falsa imagen de piedad y su estructura filosófica va en picada.
Cristianos genuinos están despertando y huyendo de las estructuras religiosas y están buscando un cambio, algunos bien orientados otros todavía luchando por sostener un modelo frágil y falente, pero en definitiva los cambios se están produciendo.

Las religiones solo pueden engañar a las masas ignorantes que no leen la biblia y no oran y los tales no son cristianos, solo cizaña que buscan vivir en este mundo en prosperidad y bienestar.

Muchos están abandonando ese modelo de congregación del pastor principal y al hacerlo contribuyen a la desaparición de la división clérigos y laicos en las congregaciones, como también contribuyen a la reactivación funcional del Cuerpo de Cristo.

El Señor Jesús está a la puerta de la Iglesia, esperando que vuelvan al primer amor y a las primeras obras.

Apocalipsis 3
20He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

Apocalipsis 2
4Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.
 5Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.

¡DESPIERTEN! EL SEÑOR JESÚS VIENE



La Paz del Señor Jesús

IGLESIA EN CASAS

NT INTERLINEAL GRIEGO - ESPAÑOL

INTERLINEALES ELECTRONICOS

CONCORDANCIA Y DICCIONARIO TRADUCTOR GRIEGO ESPAÑOL DE NT

LIBROS MAB

ORGANIZACIÓN MINISTERIAL DE LA IGLESIA

¿DENOMINACIÓN CRISTIANA?

EL CRISTIANISMO ACTUAL