Redes Sociales

siguenos en facebook siguenos en Twitter sígueme en Blogger Sígueme en Likedin Sígueme en Pinterest Canal de youtube

EL COSTO DE SER CRISTIANO

¿2.000 MILLONES DE CRISTIANOS EN EL MUNDO?


¿Qué se requiere para ser cristiano? ¿Tendrá algún costo?, ¿Algo que dejar?, ¿Cosas a las que renunciar?

Significado de cristiano
¿Cómo saber si soy cristiano o no?
Es lamentable como se usa el término “cristiano” sin tener conciencia de su verdadero significado. Según la observación de los hombres se estima que en el mundo hay unos 2.000 millones de “cristianos” o personas que profesan el “cristianismo” pero NO en el sentido bíblico, sino de acuerdo a conceptos o dogmas religiosos; Es decir, que el cristianismo se mide de acuerdo a la filosofía religiosa y su política y no por la vida cristiana según las Escrituras. Por ejemplo la religión católica se estima “cristiana” por sí misma, porque asume verdadera la historia de Jesucristo y toda persona que considere verdadera la historia de Jesús es automáticamente “cristiana” sin importar cuantos pecados cometa a diario y sin importar que tipo de vida lleve.
Una persona que se dedique al narcotráfico y cree que Jesús existió es considerada cristiana. Si un adúltero o fornicario, es decir toda persona que realice relaciones sexuales fuera del matrimonio, si cree que Jesús existió esa persona es considerada cristiana, sin importar su condición. Y según la religión católica si un narcotraficante se confiesa delante de un cura, automáticamente es libre de todo pecado y puede seguir cometiendo narcotráfico. De la misma manera todo adultero, fornicario, avaro, drogadicto, homosexual, alcohólico, etc si se confiesa ante un cura es libre de todo pecado y puede seguir con su vida pecaminosa con tal ya se confesó ante un cura. Si medimos toda la población que hace eso, obviamente habrá 1.000 millones de personas consideradas cristianas.
Un ejemplo similar es la religión evangélica, que considera cristiana a toda persona bautizada en su religión que haya hecho una “oración de fe” y que participe de las reuniones de fines de semana. Es decir si una persona se bautiza y luego hace su vida a su manera, pero asiste a las reuniones los fines de semana, esa persona estima que va a ir al cielo, sin importar si se alcoholizó durante la semana o si estuvo viendo películas obscenas o si fue a un estadio para idolatrar a un equipo en un partido deportivo. Y si medimos toda la población evangélica que hace eso obviamente habrá otro 1.000 millones de personas consideradas cristianas. Pero que se consideren cristiana no significa que lo sean.

A la luz de las Escrituras, el término “cristiano” aparece tan solamente 3 (tres) veces en la biblia; La primera en Hechos 11:26 que es cuando por determinación divina se llamó a los creyentes en Jesús “cristianos”; Y ¿por qué?, pues por seguir la vida trazada por Jesús. Sin embargo esto no puede comprenderse si se lee tan solamente una traducción. Quienes se acerquen al idioma bíblico lo comprenderán mejor:

Hechos (11:26) καιY ευρωνhabiendo hallado ηγαγενcondujo αυτονa él ειςen/en un/en una/para/por/hacia dentro αντιοχειανAntioquía εγενετοvino/llegó a ser δεpero/(y) αυτουςa ellos ενιαυτονaño ολονentero συναχθηναιser reunidos juntos/(congregados) τηa la εκκλησιαIglesia/asamblea καιy διδαξαιenseñar οχλονmuchedumbre ικανονmucha/suficiente χρηματισαιllamar (por disposición divina) τεy πρωτονprimero ενen αντιοχειαAntioquía τουςa los μαθηταςdiscípulos/aprendices/aprendedores χριστιανουςCristianos

Este término se desplazó por todo el imperio y sigue vigente hasta la actualidad. También se menciona el vocablo “cristiano” en Hechos 26:28 y en 1 Pe 4:16.
Pero en definitiva, lo que todo genuino cristiano debe saber, es que el término o vocablo “cristiano” no es una invención humana, no es un apodo, no es un título, no es un rótulo; “Cristiano” es una asignación ordenada por Dios para todos los seguidores del Señor Jesucristo. Ser cristiano es ser seguidor de Jesús (partidario y obediente a la Vida y enseñanza de Jesús). Jesús dijo: “Si me amáis guardad mis mandamientos” (Jn 14:15).
La cuestión es como medimos ese seguimiento:

Efesios 4
17 Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, 18 teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; 19 los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza.

Actualmente hay mucha confusión, debido a que el mundo en sí, tiene conceptos erróneos de lo que es el cristianismo. A muchos se les enseña que el cristianismo es una especie de “fe ignorante”, como si se tratase de una fe (“confianza”) basada en supersticiones o creencias sin sentido; En otros casos se enseña que el cristianismo es una ideología, una forma de pensar, una especie de “fe filosófica” basada en la aprobación de argumentos bíblicos.
Pero el verdadero cristiano, sabe que ser cristiano es asimilar la doctrina y la Vida del Señor Jesús. Ser cristiano es una cultura basada en la enseñanza y en la demostración de que la muerte, el pecado y la vida pecaminosa se pueden vencer en el Nombre de nuestro Señor Jesús.

Cuando Pablo por el Espíritu dice no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente” no está dando un parámetro claro para identificar cuando una persona es “cristiana” o no lo es. Se es cristiano cuando ya no se anda en el gentilismo. ¿Qué es el gentilismo? El gentilismo es la cultura humanista, la cultura egoísta de engrandecer al hombre por sus capacidades de desarrollo sin que le importe el resto. El gentilismo es la cultura que está vigente en la vida social y educativa del ser humano. Cuando una persona estima el estudio, el trabajo, el dinero y el bienestar por encima del resto, es cuando está en la vanidad gentil y por lo tanto una persona con ese tipo de vida jamás puede ser considerada cristiana a la luz de las Escrituras y de la Revelación del Espíritu Santo.

Si ser cristiano es ser seguidor de Jesús, vemos claramente en las Escrituras que Jesús jamás aprobó una vida egoísta, jamás aprobó el engrandecimiento y el desarrollo cultural o económico de las personas. Por el contrario, enseñó a dar la vida por el otro, amar al prójimo como a uno mismo. Y si eso no está patente y visible en los que se dicen ser cristiano, por más que se confiesen ante el papa o hagan una oración de fe ante ante el líder principal de la religión evangélica eso no los hace cristiano.

La intención de esta meditación es recordar, el costo de ser cristiano.
Puede que haya mucha buena intención de creer en Dios, de ser religioso, de “portarse bien”, pero eso no hace a una persona cristiana.
Si miramos con atención las Escrituras para ser cristiano se debe:

Jesús dijo:

Lucas 14
26 Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. 27 Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.

Lucas 14
33 Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo.

Lucas 9
23 Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. 24 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, éste la salvará.

Ya con estos textos, vemos que la cultura humanista es incompatible con el cristianismo. Este mundo enseña que el hombre debe “ser alguien”, preocuparse por sí mismo, ser esclavo del dinero para vivir, tener cosas, ser consumista y vivir en familia, ser sentimental, emocional y pasional, bajo los estándares de una familia mundana (nacer, estudiar, trabajar, sobrevivir, divertirse, aportar y morir).

Sin embargo, a la luz de las Escrituras para ser cristiano, para seguir a Jesús debemos:

-              Aborrecer a los parientes y a todo lo se ama según la carne

-              Aborrecer la propia vida

-              Llevar tu cruz en pos de El

Juan 12
25 El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará. 26 Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.

Aborrecer la vida en este mundo, esa es la clave, romper con la cultura humanista. Renunciar a todo objetivo humano. No anteponer nada para seguir a Jesús. Nada es más importante y nada es más valioso que seguir a Jesús. Si quieres una vida en este mundo, si quieres tu trabajo, tu profesión, o a tu familia antes que al Señor, no podrás ser cristiano.
Esto es realmente un dilema, muchas religiones supuestamente cristiana, engañan a las personas tergiversando estos textos, diciendo que “no son literales”, “no es eso lo que el Señor nos estaba diciendo”. Sin embargo los textos son literales, Jesús mismo antepuso la Voluntad de Dios que estar con su familia, antepuso la Voluntad de Dios que seguir con su carpintería y todo el progreso que este le pudiera dar. Jesús dijo: “Vete satanás” (Mt 4:10) cuando éste le ofrecía todos los reinos del mundo. ¿Será literal?. Por supuesto que sí. Sin embargo, las religiones supuestamente cristianas, hacen todo al revés, engañan a muchos, prometiendo salud, trabajo, dinero, bienes, prosperidad, bienestar, tan solo brindando una parte de su salario para la institución religiosa, cuando las Escrituras están declarando que hay que dejarlo todo. Y como será de literal que dice de la Iglesia:

Hechos 2
44 Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; 45 y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. 46 Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, 47 alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos. 

Como puede observarse, muchísimos que se hacen llamar “cristianos” no son más que personas con rótulo de cristiano, engañados por las religiones, personas que se hacen llamar cristianas mientras siguen una vida humanista, egoísta, consumista y envanecida por el dinero.

Algunos, suelen preguntarme, ¿Cómo puedo interpretar estos textos?, ¿Qué otros parámetros bíblicos hay?

1 Juan 2
15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. 17 Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

Efesios 5
11 Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas

Efesios 4
 22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos,

Romanos 13
14 sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.

Romanos 12
2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

1 Pedro 4
1 Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo pensamiento; pues quien ha padecido en la carne, terminó con el pecado, 2 para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios. 3 Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías.

En el Espíritu
Ahora bien, en el sentido Espiritual, de acuerdo a las enseñanzas, ¿De que otra forma puedo comprender el cristianismo genuino para mi vida? ¿Cómo entender la Voluntad de Dios para mi vida?.
Mientras muchos suelen preguntarse ¿Cuál será la Voluntad de Dios para mi vida?, pues bien:

1 Tesalonicenses 4
3 pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación;
7 Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación.

Romanos 6
22 Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.

Entonces, “ser cristiano” no es solo renunciar a la vida vieja, eso es solamente el principio; Lo que sigue es seguir el camino trazado por el Señor Jesús. Hace poco un hermano me comentaba, que mientras predicaba a otro que ser cristiano era seguir a Jesús, le preguntó “Y ¿qué es seguir a Jesús?”. Obviamente una pregunta así suele dejar en jake a muchos, al punto tal del autocuestionamiento.
Sin embargo seguir a Jesús es ir por el Camino o por la senda de santificación que Él ha trazado. Seguir a Jesús es buscar santificación (apartar al hombre del pecado), buscar escapar de la vida pecaminosa, vencer el pecado, vencer el mal deseo, vencer las tentaciones y todo aquello que produzca una autosatisfacción dañando a los demás. Obviamente esto no puede hacerse por voluntad propia, Jesús nos ha dejado su Santo Espíritu para que por medio de Él lo alcancemos. Él es nuestra liberación, nuestra Salvación en todos los sentidos.

2 Tesalonicenses 2
13 Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad,

Dios no quiere una vida religiosa para nosotros.
Dios no quiere tu dinero, tu trabajo, tu profesión, tu ayuda humanitaria. Él quiere que escapes del pecado, el quiere que seas santo. Dios quiere tu vida, quiere que sigas Él camino trazado por Jesús para buenas obras. Que ames a Dios por sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo. Ese es el costo. Eso es ser un genuino cristiano.

1 Pedro 2
21 Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;

1 Juan 2
6 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.

Juan 13
15 Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.

Si usamos como patrón las Escrituras y el Espíritu Santo para identificar los frutos, ¿Habrá 2.000 millones de cristianos?. Obviamente que no; Lamentablemente el número estaría muy pero muy por debajo de ese valor.
Dios no mira, como mira el hombre. Dios compara a cada cristiano con Cristo, para ver si da la talla, para ver si sigue lo mismo que hizo Su Hijo. Eso es lo que determina si uno es cristiano o no delante de Dios. Los hombres que digan lo que quieran. El que hace la Voluntad de Dios permanece para siempre.

1 Juan 2
17 Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

1 Pedro 4
1 Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo pensamiento; pues quien ha padecido en la carne, terminó con el pecado, 2 para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios. 3 Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías. 4 A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan; 5 pero ellos darán cuenta al que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos. 6 Porque por esto también ha sido predicado el evangelio a los muertos, para que sean juzgados en carne según los hombres, pero vivan en espíritu según Dios.
7 Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración. 8 Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados. 9 Hospedaos los unos a los otros sin murmuraciones. 10 Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. 11 Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.

La Paz del Señor Jesús



IGLESIA EN CASAS

NT INTERLINEAL GRIEGO - ESPAÑOL

INTERLINEALES ELECTRONICOS

CONCORDANCIA Y DICCIONARIO TRADUCTOR GRIEGO ESPAÑOL DE NT

LIBROS MAB

ORGANIZACIÓN MINISTERIAL DE LA IGLESIA

¿DENOMINACIÓN CRISTIANA?

EL CRISTIANISMO ACTUAL